Ciudades intermedias y cultura

Córdoba es una importante ciudad de Argentina con una larga tradición y una ambición como proyecto local. He podido comprobar este dinamismo durante unos días donde se puede poner en valor lo local y el gran papel que pueden adquirir estas ciudades. Algunos están reflexionando sobre el papel de lo denominan ciudades intermedias ( Josep M. Llop de la Universidad de Lleida)por su gran aporte al desarrollo a nivel de país, contrarrestar las tendencias al centralismo, concentraciones metropolitanas que se están produciendo a nivel mundial.

A lo largo de un debate organizado por la Cámara España-Córdoba pudimos presentar el papel que puede tener la cultura como motor de desarrollo local. Preocupados por no perder el tren en los procesos de globalización las ciudades se organizan. Varias redes de ciudades se va tejiendo en nuestra sociedad globalizada con vocación de articular su función en proximidad y las relaciones internacionales. De esta forma se está construyendo lo que podríamos denominar una “DiplomaciaLocal” mucho más activa y contemporánea que los tradicionales hermanamientos de otras épocas.

En este marco en el CentroCultural de España en Córdoba nos reunimos con gestores culturales para hablar sobrela internacionalización dela gestión cultural y la necesidad de unanueva mentalidad en los proyectos culturales para incorporar permanentemente una estrategia de relaciones culturales internacionales. De esta forma la cultura y sus agentes se incorporan a nuevas dinámicas de las ciudades.

En estesentido he compartido mesa en otra reunión con Jordi Pascual de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos que han presentado un interesante Plano de la ciudad imaginaria dentro de su programa de Agenda 21 de la cultura. En este mapa he encontrado a Córdoba (Argentina) implicada en esta vocación de apertura al exterior.

Como dice M. Castells en su libro La sociedad de la Información “ los estados se presentan como demasiado grandes para gestionar lo localy demasiado pequeños para lo global”. En este contexto las ciudades han de incorporar un nuevo protagonismo de acuerdo con sus antecedentes: gestionar la proximidad y situar las ciudades como un espacio público local. Y esto reclama, como he anunciado en estas conferencias, reclama unanueva mentalidad en la forma de gestionar la cultura.